INFORMACIÓN DE SEGURIDAD

Nuestras alarmas cumplen con todas la medidas de seguridad exigentes según normativa y de Grado 2 (BOE Orden INT/316/2011, de 1 de febrero, sobre funcionamiento de los sistemas de alarma en el ámbito de la seguridad privada).   La instalación se realizada por nuestros técnicos cualificados pertenecientes a nuestra empresa de seguridad inscrita en el Registro correspondiente y se ajusta a lo dispuesto en los artículos 40, 42 y 43 del citado Reglamento y a lo establecido en la presente Orden.
-------------------------------------------------------------------------------

No ponemos llaves de proximidad que ofrecen algunas compañías de seguridad para desactivar de una manera más cómoda los equipos de alarma, porque pueden llegar a ser realmente peligrosas para el usuario.

Son fáciles de usar porque el usuario no tiene que introducir ningún código en el sistema, es especialmente útil para personas mayores o niños que con un sólo gesto desactivan el sistema de alarma sin tener que realizar ninguna operación adicional.

El principal riesgo de usar estos dispositivos de proximidad es la pérdida o el robo de las mismas, junto con las llaves de la casa o el negocio, ya que si se nos pierden o nos las roban, estamos dando el acceso directo al ladrón a entrar libremente en nuestro domicilio o negocio, porque pueden abrir la puerta y desactivar la alarma cómodamente.

Igualmente, si somos coaccionados (amenazados) en la entrada de nuestro domicilio o negocio cuando estamos entrando, y nos piden las llaves de proximidad, quedaremos completamente desprotegidos y sin poder avisar de ninguna manera la situación de peligro que está sucediendo a la Central Receptora de Alarmas.

Nuestras alarmas utilizan teclado numérico para armar y desarmar el sistema de alarma,  en el cual es necesario introducir un código de cuatro dígitos que sólo conoce el usuario, y aunque nos roben las llaves de casa o negocio es imposible que el ladrón pueda llegar a desconectar nuestro sistema de alarma.

En caso de coacción el usuario va a tener un segundo código, que desactiva la alarma e indica a la Central Receptora de Alarmas que está en situación de peligro, con aviso a policía, y el ladrón no se dará cuenta, cosa que con las llaves de proximidad es completamente imposible de hacer.

Como vemos el uso de las llaves de proximidad tiene un riesgo muy alto para el usuario, siendo mucho más seguro el usar un teclado con código numérico. 

Una vez que el usuario se acostumbra a utilizar el teclado numérico de la alarma, el introducir el código personal de 4 dígitos, se convierte en un acto cómodo y fácil de hacer, y lo principal es que nos da seguridad, aunque perdamos o nos roben las llaves de la casa o el negocio. 

free site templates